fbpx

FASES DE OBRA EN UNA REFORMA INTEGRAL

Si vas a hacer obras de reforma integral en tu vivienda, seguramente te preguntes cuales son los trabajos que va a acometer la constructora y el orden de los mismos. Lo primero que tienes que tener listo es el proyecto, el presupuesto claro, la licencia solicitada y la constructora elegida. Para que no se te olvide nada de esto te dejamos aquí otro artículo. Una vez que empieza la obra las fases que va a seguir son aproximadamente las siguientes: 

Fases de construcción en la reforma de una vivienda

Consiste en la demolición de todos los elementos que no se vayan a mantener. Normalmente en una reforma integral se quitan todos los acabados de suelos, paredes y techos, instalaciones obsoletas, cocina, armarios empotrados…y toda la tabiquería que se haya considerado en el proyecto de arquitectura.

Las demoliciones suelen ser relativamente rápidas. Hay que tener en cuenta que las medidas de protección y seguridad son fuertes en esta etapa, sobre todo si se tocan elementos estructurales o comunes de la edificación, y que se deben ir sacando todos los escombros de la vivienda, lo que puede ralentizar el proceso. 

Una vez finalizada la demolición se procede a dibujar o marcar la nueva distribución de la vivienda sobre el suelo. A esta fases de obra en una reforma integral lo llamamos replanteo, y sirve para confirmar que las medidas que vienen en los planos del proyecto son correctas o si hay que modificar la localización de algunos tabiques unos centímetros para que todo cuadre bien. Es una fase visual en la que podréis ver como será la localización de las estancias de vuestra futura vivienda.

Cuando está claro el replanteo se procede la fase de albañilería, que consiste en:

La colocación de los tabiques que separaran las distintas estancias, apertura de huecos y colocación de premarcos para puertas y ventanas, apertura de rozas para el futuro paso de instalaciones…

¡Es decir, empieza la verdadera fiesta!

A continuación, y solapándose con la parte final de la fase de albañilería comienzan a trabajar los oficios de instalaciones:

  • Fontanería y saneamiento
  • Electricidad e iluminación
  • Telecomunicaciones
  • Climatización (Radiadores y aire acondicionado)
  • Gas

Suelen empezar tirando todos los conductos y tuberías necesarios.

Una vez terminado se procede en la parte de albañilería a nivelar el suelo y realizar los falsos techos que ocultarán todos estos conductos.

Cuando se termina esta fase lo suyo es que los de las cocinas y carpinteros vengan a tomar las medidas definitivas y se pongan a fabricar, para poder entregar a tiempo en su correspondiente fase.

El siguiente paso es colocar los materiales de suelo, paredes y techos. En principio hablamos de alicatados y solados (Azulejos, maderas, parquets, molduras…) Lo habitual es seguir el diseño de colocación de los planos, pero hacer previamente un replanteo in situ para darle ajustes finales a la colocación.

Todas aquellas paredes o techos que irán pintadas o empapeladas se emplastan y se lijan para que queden lisas.

Se procede a la colocación de las nuevas ventanas, persianas, barandillas…en caso de que se cambien.

Una vez tengamos las ventanas colocadas el carpintero entra en acción y coloca las puertas con sus marcos, los rodapiés y el mobiliario fijo, que incluye todos los armarios y muebles a medida.

A continuación, se colocan los sanitarios y griferías en los baños. También se procede a la instalación en el falso techo de toda la iluminación técnica, como focos. Los puntos de luz de iluminación decorativa se quedan vistos para que tu pongas la lámpara que quieras.

En esta fase se colocan los embellecedores de los mecanismos, enchufes e interruptores.

Y la cocina debería estar lista para su montaje.

Una  de las fases de obra en una reforma integral que suele pasar desapercibida. Cuando ya está casi todo listo llega la fase de remates. Los de las cocinas han montado, pero hay que tapar juntas, o hay que cerrar algunos huecos abiertos por la iluminación técnica, o hay que rematar el rodapié…Son pequeños detalles que hacen que la vivienda quede bien terminada.

Lo último que se hace es pintar la vivienda y colocar el papel. Esto es debido a que la pintura suele llevar dos capas y si hay mucho polvo al secarse se puede quedar sucia o granulada. Así que solemos esperar hasta que haya terminado todo el mundo de trabajar.

Las constructoras suelen hacer un trabajo superficial de limpieza. Retiran todos los materiales y herramientas utilizados, así como las protecciones.

Si esperas una limpieza a fondo te recomiendo que busques una empresa especializada aparte. Porque no suele ser el caso.

Y ahora si ¡Ya tienes tu casa lista! O casi, te falta una de las cosas mas bonitas que es elegir y colocar el mobiliario y toda la iluminación decorativa. Te recomiendo que, si ya tienes claro que lámparas o cuadros quieres colocar, incluyas en el presupuesto una partida de “ayudas” y que se los entregues a la constructora en la fase de remates. Así te aseguras una buena instalación y colocación.

El proceso puede variar de una constructora a otra y en función de la complejidad de la obra unas fases u otras se van solapando, pero generalmente suele ser este el orden de las fases de obra en una reforma integral. 

Espero que te sea de utilidad conocer todo el proceso y sobre todo que te deje mas tranquilo sabiendo lo que va sucediendo en cada fase.

Si necesitas ayuda profesional, aunque sea de manera puntual, puedes preguntarme tus dudas a través de las SESIONES.  Son reuniones cortas online en las que te ayudo a resolver tus dudas de manera puntual y económica. 

Si tienes dudas genéricas, crees que falta algún punto importante, te ha pasado algo de esto y has encontrado solución o simplemente quieres compartir…¡Estás en tu casa!

No Comments

Escribe un comentario

error: El contenido de esta web está protegido