fbpx

COMO ELEGIR UNA CONSTRUCTORA PARA UNA REFORMA

COMO ELEGIR UNA CONSTRUCTORA PARA UNA REFORMA

Elegir una buena constructora para una reforma es toda una lotería últimamente. Durante la crisis desaparecieron muchas empresas pequeñas y medianas que llevaban muchos años en el sector. Ahora que vuelve a crecer la demanda, surgen empresas nuevas que conocemos menos y las de “siempre” tienen las agendas hasta arriba. Por no hablar de que los precios de los materiales van locos y en consecuencia todos los profesionales del sector detrás.

Pero no preocuparse porque aquí traemos unas cuantas recomendaciones útiles que os pueden ayudar a la hora de elegir empresa constructora para vuestra vivienda.

Recomendaciones para elegir una empresa de construcción

Lo primero que tienes que pensar es el tipo de constructora que se ajusta a lo que necesitas hacer y el presupuesto del que dispones. Yo las divido en tres grupos:

Grupo A: Constructoras medianas, con una empresa bien montada, con departamento técnico, de administración, de contabilidad…una empresa hecha y derecha que no cuenta con subcontratas. Es decir, todos los trabajadores o la mayoría trabajan para esa empresa.

Pros – Cuentan con personal técnico calificado que revisa el proyecto y con jefe de obra propio, que estará pendiente cada día de lo que ocurre en la misma. Suelen tener una comunicación rápida y fluida con el arquitecto/diseñador y con el cliente. Y al no tener subcontratas es más fácil que cumplan con los tiempos establecidos.

Contras – El habitual cuando hablamos de mayor calidad: Son más caras.   

Grupo B: Constructoras pequeñas, sin oficina técnica, con personal propio a excepción de algunos oficios como carpinteros, por ejemplo, que suelen subcontratar.

Pros – Cuentan con pocas obras por lo que la atención es bastante personalizada. Son mas competentes económicamente ya que no tienen que sostener toda la infraestructura de una gran empresa.

Contras – Al no tener dicha infraestructura tienes que estar más encima de ellos para que se miren bien los planos y detalles del proyecto. No suelen tener jefes de obras cualificados. Vigila que no tenga excesivas subcontratas, al final están dependiendo de terceras personas y eso requiere más tiempo y dinero. Es un intermediario más en toda la cadena.

Grupo C:  Consiste en que vayas contratando a los distintos oficios por separado para hacer la obra. Es decir contratas a un albañil, un electricista, carpintero…O te estás haciendo la reforma de un baño pequeño o NI SE TE OCURRA, es desastre asegurado y a la larga más caro.

Te pongo un ejemplo: Te compras unas ventanas y vienen a colocártelas. En el presupuesto tienes suministro y colocación de ventanas, pero… ¿Quién hace el remate con la pared? ¿Quién las sella? ¿Quién pinta la pared? ¿Quién recoloca y repara el vierteaguas?  ¿Quién se hace cargo de la garantía si falla el encuentro entre la ventana y la fachada? Y así con TODO. Cuidado, cuidado.

Para mi este grupo directamente no existe cuando hablamos de la reforma integral de una vivienda, no dejo a mis clientes ni que me lo nombren.

Cuando ya sabes en que grupo estás comienza la búsqueda.

Empieza por el “boca oreja” de toda la vida. Pregunta a toda la gente que sepas que ha hecho reformas hace relativamente poco en tu ciudad. Si tu vecina se ha hecho una reforma de similares características, te la ha enseñado, te cuadra en precio, calidad y te ha aconsejado a la constructora. ¡BINGO! Te ha tocado la lotería.

El arquitecto o diseñador que te haya hecho el proyecto también te puede recomendar. Si no dispones de ninguno de estos recursos en los puntos siguientes podrás aprender a filtrar empresas constructoras de la zona.

Yo recomiendo que se elijan un máximo de tres constructoras para enviarles el proyecto y las mediciones de la vivienda. Ten en cuenta que a todas ellas vas a tener que explicárselo en detalle, querrán ir a ver la vivienda un par de veces, surgirán dudas… así que es bastante trabajo.

A la hora de elegir una constructora para una reforma solemos tener en cuenta estos factores:

  • Experiencia

Pedid su porfolio de obras para ver el volumen de trabajo que tienen y la cantidad de obras que han ejecutado. Id a visitar otros proyectos suyos similares en curso y terminados para haceros una idea de la relación calidad-precio.

  • Solvencia técnica

Solicitad una reunión técnica entre la constructora y el arquitecto que os ha redactado el proyecto. Es la mejor manera de valorar los conocimientos técnicos que tienen y saber cómo trabaja el personal cualificado.

  • Solvencia económica

Aseguraos que la empresa tiene solvencia económica y financiera. Es decir que tenga los recursos económicos y la liquidez para hacer frente a todos sus pagos.  Para ello podéis solicitar cualquier documento legal que lo acredite. 

  • Tiempo

Preguntad como se organizan internamente, como gestionan los plazos, al personal, el suministro de materiales…Que la empresa disponga del máximo de plantilla con oficios posibles propios y que subcontraten lo mínimo es muy ventajoso para acortar tiempos.

Es importante que nos den un plazo establecido de ejecución de la obra y una contraprestación en caso de que se pasen de ese plazo. Por ejemplo, podéis fijar una cantidad de penalización por semana que se pasen de la fecha, cada uno lo que considere.

  • Seguros

Comprobad que tengan todos los seguros necesarios, de obras y responsabilidad civil para que cubra cualquier imprevisto que pueda surgir. Por ejemplo, si le sale una gotera a un vecino a consecuencia de la obra el seguro de la constructora es quien se hace cargo. 

Aseguraos de redactar un contrato que tenga el presupuesto, los tiempos de duración de la obra, las penalizaciones…claros. Elegir una constructora para una reforma que este dispuesta a hacerlo es un punto extra. 

Si que es verdad que el presupuesto suele ser un documento vivo, y si solicitáis cambios durante las obras puede variar un poco, al igual que los tiempos, siempre y cuando las dos partes estéis de acuerdo.

Es verdad que hay que ir con cuidado a la hora de elegir una constructora para una reforma ya que una mala decisión te puede costar mucho dinero, pero en general me gustaría tender una mano hacia las constructoras. Hacen un trabajo duro y sacrificado, que no tiene tantas gratificaciones como se puede esperar. En una obra surgen muchos imprevistos que nada tienen que ver con ellos y en la mayoría de los casos se esfuerza por subsanar aun a costa de sus ganancias. No voy a abrir aquí un melón, pero … “Por culpa de la obra…tengo unas grietas desde hace 20 años arréglamelas gratis” Y puedo seguir hasta el infinito.

Os dejo otro artículo que contiene los pasos que se dan una vez ya se ha elegido la constructora en una obra. 

Así que… paciencia con unos y con otros y ¡mucha suerte con vuestras reformas!

SESIONES PARA AYUDARTE A ELEGIR CONSTRUCTORA

Si necesitas ayuda profesional, aunque sea de manera puntual, puedes preguntarme tus dudas a través de las SESIONES.  Son reuniones cortas online en las que te ayudo a resolver tus dudas de manera puntual y económica. 

Si tienes dudas genéricas, crees que falta algún punto importante, te ha pasado algo de esto y has encontrado solución o simplemente quieres compartir…¡Estás en tu casa!

No Comments

Escribe un comentario

error: El contenido de esta web está protegido